Subió por sexta jornada seguida. El Banco Central sostiene el aumento de tasas y bajan las reservas.

La marcha de la cotización del dólar no es una cuestión menor en la economía argentina.

Lo marcó el 2018, año de amplia devaluación y una inflación que tuvo su récord histórico en 27 años.

Este martes, volvió a subir, ubicándose en los 43,60 pesos para la venta, en el Banco Nación. Esto lo hizo superar su mayor valor histórico de 43,50, alcanzado a principios de marzo.

Pero el contexto de la moneda estadounidense fue de una depreciación a nivel ecuménico desde el lunes, por lo que el país, el peso se tornó aún más vulnerable.

A su vez, el Banco Central sostuvo, una vez más, el aumento de tasas de pago de bonos a los bancos como medida para contener la suba.

La pérdida de reservas del Central también continúa su marcha.

Categorias: ECONOMÍA POLÍTICA