Para continuar con sus operaciones, la empresa ofrece un 40% de reducción salarial.

La planta gráfica Zepita, que imprime el diario La Nación, fue cerrado durante la noche del lunes. La empresa,  a cargo de la familia Saguier, no dejó ingresar a casi el centenar de trabajadores de la planta.

Trabajadores de la planta y la empresa estaban negociando desde diciembre sobre la continuidad de las operaciones. Los empresarios pidieron que el 40% de los trabajadores pasen a retiros y prejubilaciones y que otro 40% sufran una reducción salarial.

“Amparados por un Gobierno que propone vivir en la incertidumbre, la conducción empresarial de La Nación parece haberse propuesto precarizar todo lo precarizable, cuando no cerrarlo", criticó el Sindicato de Prensa de Buenos Aires.

Actualmente, la planta, ubicada en el barrio de Barracas en la Ciudad de Buenos Aires, se encuentra cercada y bajo custodia de la policía.