Los peones del servicio público de la ciudad capital protesta contra el cronograma municipal: “Queremos prioridad”.

La implementación de un nuevo proceso para otorgar licencias habilitantes para prestar servicios de taxi y remis en la ciudad de Córdoba no pasa desapercibida.

En ese marco, la Asociación de Peones de Taxi reclama este miércoles ante el municipio capitalino, denunciando que “la mitad de las chapas nuevas va para la política”.

Miguel Arias mostró su enojo porque “habíamos acordado con el concejal Gustavo Fonseca (titular de la comisión de Transporte en el órgano legislativo) que los choferes con más antigüedad íbamos a tener prioridad”, pero algo pasó.

En diálogo con radio Universidad, denunció “hay 300 chapas que tienen como único fin el electoral”, y por eso “estamos en contra de que se entreguen al público en general”.

Arias agregó: “No nos oponemos a que la mitad sea para las compañeras mujeres, eso no está en discusión. Pero el mercado no da para 2.100 autos nuevos, como planean. No hay un estudio serio que así lo diga, están haciendo agua y nosotros de por sí tenemos poco trabajo”.

Adujo, a su vez, estar preocupado porque “aún no terminaron con el sorteo de 2015” y “salen apresuradamente a hacer otro”.

Mirá las Noticias Destacadas