La Pulga abrió el partido con un zurdazo de tiro libre y luego sentenció el encuentro con un tiro cruzado en una contra perfecta.

Barcelona venció 2-0 a Espanyol en el derbi catalán por la 29ª fecha de La Liga gracias a dos golazos de Lionel Messi, el primero con un tiro libre exquisito, y dio un paso más rumbo al título.

 

En un partido cerrado, en el que el equipo dirigido por Ernesto Valverde dominó pero le costó encontrar la manera de quebrar la defensa del Periquito. Hasta que a la Pulga le quedó un tiro libre en el borde del área.

 

Entonces, a los 26 minutos de la segunda parte, el 10 frotó la lámpara y con un remate suave y perfectamente direccionado anotó el 1-0 ante un Camp Nou que, de nuevo, se rendía a los pies de su héroe.

 

A dos minutos del final, Messi volvió a aparecer, esta vez para coronar un contragolpe perfecto comandado por Malcom, quien llegó al fondo y con su centro atrás encontró al argentino entrando solo para definir de zurda cruzado y sentenciar el 2-0.

 

Ahora, Barcelona manda con 13 puntos de ventaja sobre Atlético de Madrid, que más tarde visita a Alavés, rival con pretensiones de clasificación a las copas. A cinco fechas del final, la diferencia parece insalvable y el elenco culé se encamina hacia un nuevo título.

Mirá las Noticias Destacadas