Balas de goma y gas pimienta, elementos utilizados por los efectivos. Estudiantes denuncian al juez y a autoridades de la universidad.

Luego de tres meses de la ocupación en el vicerrectorado de la sede Alto Valle y Valle Medio de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), este lunes efectivos de Gendarmería desalojaron a los estudiantes bajo la orden del juez Hugo Greca.

El operativo inició en las primeras horas de la mañana con 50 efectivos, camiones hidrantes, drones y 15 vehículos, “militarizando la ciudad por completo”, indicó Agustín Urrutia, miembro de la Asamblea Interclaustros de la UNRN.

Mientras Gendarmería retiraba a los detenidos tras “irrumpir violentamente, rompiendo puertas”, instrumentó una violenta represión arrojando gas pimienta, agua con el camión hidrante y balas de goma. Ese contexto detuvieron a una persona más por lo que la cifra de detenidos se elevó a 11.

“No creo que sea casual que en el día de la aniversario de la Democracia y en Día de los Derechos Humanos se haya llevado a cabo este brutal desalojo. No hay precedentes de un operativo de esta magnitud en ninguna universidad pública del país, por lo menos desde la última dictadura”, expresó Urrutia en Nada del Otro Mundo, por FM 102.3.

Es por esta acción que los estudiantes han decidido denunciar públicamente al juez Greca, a la Gendarmería y al Ministerio de seguridad como así también a las autoridades de la universidad como “cómplices y responsables de la denuncia que se nos radicó en el Juzgado Federal, permitiendo que esto pasara en una universidad pública, laica y gratuita”.

Uno de los abogados que representan a los detenidos, Mariano Pedrero, detalló que “muchos de ellos están con lesiones y golpes, que fueron constatados por el personal médico dispuesto por el juzgado”.

Tras una vigilia de agrupaciones, los detenidos fueron liberados en horas de la tarde del lunes