Héctor Abel Gómez fue condenado en un juicio con jurados populares. Su hermano será juzgado por encubrimiento.

La Cámara quinta del Crimen dictó la prisión perpetua a Héctor Abel Gómez, autor material del femicidio de la joven odontóloga Silvia Maddalena, ocurrido en mayo del 2018 en la ciudad de Alta Gracia.

El tribunal dispuso la condena en el marco de un juicio realizado con jurados populares.

Gómez había ingresado al consultorio de la víctima, robó, abusó de ella y la asesinó. A los días fue detenido él -imputado por delitos de homicidio doblemente agravado por violencia de género, abuso sexual con acceso carnal agravado y robo- y su hermano, Eduardo Gómez, quien será juzgado por encubrimiento.

El fiscal Fernando Amoedo, en declaraciones a un móvil de radio Universidad, dijo: “Al no haber testigos presenciales, ha sido la prueba técnica científica derivada de los estudios de ADN entre los perfiles del imputado y los rastros que quedaron en la víctima (semen y piel), tanto de la acción abusiva como de la acción violenta sobre su cuerpo” lo que “lo vincula (a Gómez) directamente con la muerte de esta persona”.

Estos hechos se “complementan con testimonios indirectos de circunstancias y de acciones o conductas que el acusado desplegó con posterioridad como pretender huir y hablar con compañeros buscando un apoyo o resguardo hasta tanto pudiera escaparse de la provincia de Córdoba”, explicó.

La esposa y la hermana del acusado -indicó el fiscal- son las que aportaron elementos orientadores al presentarse a la policía con un pendrive perteneciente a la víctima.