La canciller de Alemania aterrizó en Ezeiza a bordo de un vuelo regular de la compañía Iberia, tras la falla técnica que sufrió su avión.

La canciller alemana, Angela Merkel, fue la última líder en llegar a Buenos Aires para participar de la cumbre del G20, luego que su avión oficial sufriera un desperfecto técnico ayer y tuviera que aterrizar en la ciudad de Colonia y esperar hoy a un vuelo comercial con escala en Madrid.

Merkel aterrizó a las 17.50 en Ezeiza a bordo de un vuelo regular de la compañía Iberia, luego que debiera cancelar su viaje ayer debido a problemas técnicos en el avión que la trasladaba inicialmente a la Argentina.

La canciller alemana no llegó a sumarse a sus colegas en Costa Salguero, pero sí alcanzó a la segunda foto de familia planeada en las escalinatas exteriores del Teatro Colon, antes de la cena de gala que cerrará la primera jornada del G20.

Con 13 años en el poder en Alemania, pocos líderes mundiales tienen tantas cumbres del G20 como la canciller Merkel, considerada la líder de hecho de la Unión Europea (UE) y la mujer más poderosa del mundo.

Anfitriona de la anterior cumbre del G20, el año pasado en Hamburgo, Merkel llegó a Buenos Aires con su poder e influencia intactos pese a haber anunciado en octubre que no buscará un quinto mandato a partir de 2021 en la primera potencia europea.

Mirá las Noticias Destacadas