La ruptura de una represa de la minera Vale en Brumadinho provocó 39 mil evacuados. Siguen habiendo cientos de desaparecidos.

Este miércoles a primera hora se confirmó que el número de fallecidos por la avalancha de lodo en la localidad de Brumadinho, en el sureste de Brasil, ascendió a 84.

La cifra de desaparecidos es de 250. Además, el Gobierno solicitó a los 39 mil habitantes de Brumadinho a que evacúen la zona debido a un potencial colapso de otra represa de la mina.

Continúan las tareas de identificación de los cuerpos.

Los bomberos también confirmaron que rescataron a 192 personas después de que la represa de una mina de la compañía Vale se rompiera el viernes y generara un río de lodo y residuos que sepultó varias comunidades rurales.

Las búsquedas fueron interrumpidas en algún momento por la rotura de otro de los diques del complejo minero de Vale en Brumadinho, ciudad donde se encuentra el museo de cielo abierto de Inhotim. Algunos pobladores de las comunidades de Corrego Feijao, Tejuco y Parque das Cachoeiras fueron evacuados y trasladados a puntos más elevados de la región ante la posibilidad de colapso de la represa B VI, la cual contiene entre tres y cuatro millones de metros cúbicos de agua.

Otro de los diques de la minera se encuentra en observación debido a las lluvias y ante el riesgo de un nuevo colapso que podría genera más daños en la zona.

Por el desastre, la empresa minera Vale recibió dos multas: una del Instituto Brasileño de Medio Ambiente de 250 millones de reales (67,5 millones de dólares) y otra del Gobierno de Minas Gerais de 99 millones de reales (26,7 millones de dólares).

Además, fueron detenidas cinco personas.