Tenía 24 años y dos hijos. Vecinos asocian su muerte al “abandono” de las calles, por lo que la víctima debía caminar varias cuadras.

Un tremendo hecho sacudió la madrugada del domingo, ya ingresando al lunes en la ciudad de Córdoba. Se investiga, en tal sentido, el asesinato de una joven de 24 años.

Ocurrió en barrio Ciudad Mi Esperanza, en la zona noreste, y según se supo la víctima había bajado poco antes del colectivo urbano de la línea 68. Murió, a priori, por estrangulamiento.

El mal estado de las calles, a causa de las lluvias, hizo que el colectivo de la empresa Coniferal desviara su rumbo a las 20.30 aproximadamente, en ese momento Dahiana Moyano se comunicó con su madre, María Laura Taborda, y le informó que estaba volviendo en el transporte pero que debía bajar sobre ruta 19, pidiendo que la fueran a buscar.

Las primeras investigaciones apuntan a que su presunto atacante también venía a bordo de la unidad y que se bajaron en el mismo lugar. Lo que ocurrió después, además de lo trágico, es en lo que se indaga.

A la víctima, de 24 años, lo esperaban sus dos hijos en la vivienda.

Vecinos se convocan para exigir justicia


Este lunes Alida Waitt, habitante del sector, lamentó el hecho y recordó a la joven como “una amiga de la zona, a quien vimos crecer y tener sus dos hijos".

El reclamo se extenderá al estado de las calles del sector, de acceso tan complejo que el transporte dejó de ingresar hace un tiempo, sean colectivos, taxis y remises.

“El 68 es la única conexión con el resto del mundo que tenemos en la zona, porque no entran ni ambulancias. Y desde hace un tiempo, mucha gente tiene que caminar por descampados y callejones durante un kilómetro para llegar a la punta de línea", confió al programa La Primera, de radio Universidad.

Mirá las Noticias Destacadas