En el Sur de la Provincia más precisamente en Río Cuarto, se concentrará el punto máximo de alineamiento entre la Tierra y la Luna.

La Provincia de Córdoba espera una gran afluencia de turistas para ver el fenómeno astronómico que se repetirá dentro de 375 años.

La Luna nueva bloqueará completamente los rayos solares y en ese instante podrán observarse las estrellas como si fuera de noche.

El eclipse total de Sol será visto sólo sobre una estrecha franja de 201 kilómetros de ancho. Y una porción muy pequeña será sobre tierra firme y en Río Cuarto se concentrará el punto máximo de alineamiento entre la Tierra y la Luna.

El sur de la provincia de Córdoba será uno de los lugares privilegiados del planeta desde donde el eclipse del martes 2 de julio de 2019 se verá de forma total.

Para poder observarlo será necesario contar con un horizonte Oeste-Noroeste completamente despejado, sin casas, árboles, montañas, o nubes.

El último eclipse total de Sol que pudo verse en Córdoba fue en 1947.

Para observarlo de manera segura es importante bloquear los rayos solares con los filtros adecuados porque los rayos UV del Sol pueden quemar las retinas ocasionando daños permanentes o inclusive ceguera.

El Dr. Manuel Merchán, Director Observatorio Astronómico de Córdoba, explicó que es uno de los fenómenos astronómicos más espectaculares que tenemos la oportunidad de apreciar en nuestra vida son los eclipses totales de Sol. Si bien fueron predichos y estudiados por diversas culturas a lo largo de la historia de la humanidad, no siempre el conjunto de la población ha contado con la información suficiente para entender los mecanismos por los cuales se producen.”

Merchán señala que “Desde que se conoce la mecánica del sistema solar, estos eventos son muy sencillos de explicar: se producen cuando la Luna, en su travesía periódica alrededor de la Tierra, se interpone entre esta y el Sol . Más allá de la simplicidad del fenómeno, los eclipses han sido de utilidad para estudiar algunos aspectos de la dinámica planetaria, propiedades de las capas más externas del Sol y de la física en general. En particular, un eclipse de Sol ocurrido en mayo de 1919 permitió realizar la primera comprobación de una de las predicciones de la Teoría de la Relatividad General formulada por Albert Einstein. Durante la década de 1910 el Observatorio Astronómico de Córdoba (OAC) fue una de las pocas instituciones del mundo que se dedicó al estudio de eclipses intentando lograr dicha verificación.”

Finalmente el Director Observatorio Astronómico de Córdoba dijo que “Estos fenómenos se producen en promedio dos veces por año, pero dado que son visibles sólo desde una franja muy reducida de la superficie terrestre, es poco probable que tengamos la posibilidad de disfrutarlos sin trasladarnos por el mundo. La espectacularidad de este evento que nos ofrece la naturaleza, es una excelente oportunidad para entender no sólo por qué se producen sino también para acercarnos a aspectos más generales de la mecánica celeste como el movimiento de la Luna alrededor de la Tierra, sus fases o la inclinación de su órbita.”

Uno de los principales objetivos del OAC, como parte de la universidad pública, es que la sociedad se apropie de los conocimientos que generan sus investigadores, y que muchas veces son considerados como circunscriptos al ámbito académico. Confiamos que el interés que este asombroso evento pueda despertar en la comunidad, nos brinde como institución científica la oportunidad de dar a conocer de manera más amplia las actividades de investigación, docencia y extensión que se realizan a diario en el OAC.

Mirá las Noticias Destacadas