La ciudad fue víctima este martes de reiteradas interrupciones del servicio eléctrico. La sensación térmica superó los 40 grados.

Este martes la sensación térmica superó los 40 grados y la ciudad de Córdoba lo sintió con mayor fortaleza, debido a los cortes de luz tanto en el Centro como en diferentes barrios.

Tres jóvenes, que trabajan en una heladería, están sentados con los brazos cruzados mientras el local se ve a oscuras. Uno de ellos comenta que la electricidad se cortó al rededor de cinco veces en el día y se ríe resignado al decir que piensa servir batidos calientes.

El apagón, en el pico de mayor calor, también causó problemas en el tránsito. Los semáforos en negro hicieron que los empleados municipales deban pararse en esquinas cómo la de Boulevard San Juan y Cañada para encauzar el tráfico.

Desde la dependencia de tránsito afirman que se concentraron en la zona céntrica y aceptan que no alcanzan los recursos para cubrir todos los semáforos apagados.

La Empresa Provincial de Energía Eléctrica (EPEC) también informó problemas de suministro en localidades del interior. Cosquín, Bell Ville, Saldán, Mendiolaza, Unquillo y Río Cuarto figuran entre las zonas afectadas.

Alfredo Camponovo, vocero de la empresa, descartó atribuyó los cortes a una falla en un interruptor que provocó la salida de servicio de una línea de alta tensión que conecta la estación transformadora norte con la de Rodríguez del Busto. “Todavía existe margen para llegar al récord histórico de demanda que tuvimos el año pasado", remarcó.

Desde el mediodía el gremio de Luz y Fuerza realizó una abandono de tareas, con guardias mínimas, en rechazo “al nuevo marco regulatorio, el tarifazo, la privatización periferica y el cesanteo de 5 trabajadores".

Mirá las Noticias Destacadas