La información fue brindada desde el Hospital Domingo Funes de Santa María de Punilla. Se sospecha de los puestos de hidratación del predio.

Más de 50 personas estuvieron internadas por un cuadro de gastroenteritis en el Hospital Domingo Funes de Santa María de Punilla.

Ocurrió en el marco del Festival Cosquín Rock que se desarrolló durante el fin de semana. La sospecha apunta al agua de los puestos de hidratación del predio que eran dispensados por camiones cisternas contratados por los organizadores del evento. Por ello, el intendente de Santa María de Punilla, Dardo Zanotti, aclaró que el agua consumida no era de red.

“La mayoría había estado en el Cosquín Rock. Estuvieron internados, con hidratación y medicamentos. Están todos dados de alta. Ayer al mediodía se fueron los últimos. Nos llamó la atención; en otros años no pasó”, explicó el supervisor de enfermería del hospital, Daniel Cabanillas.

Por su parte, el productor del festival, José Palazzo, en diálogo con medios radiales y señaló que trabajan con el mismo proveedor de los últimos seis años.

“Hicimos 14 traslados al Domingo Funes, algunos por lesiones leves, otros por intoxicaciones que no eran por agua y dos o tres casos por el agua”. Además, señaló que los médicos del predio no detectaron “ningún indicador” que mostrara una afección generalizada.

Mirá las Noticias Destacadas