El “tarifazo” genera ahogo en las prestatarias, fundamentalmente en el interior: “Este combo va a explotar para algún lado”.

La suba de “un 4.000 por ciento” del costo de la generación de energía eléctrica en el país es uno de los puntos centrales que muestran en crisis a las cooperativas que prestan el servicio en todo el país.

Son alrededor de setecientas en Argentina y denuncian que uno de cada tres de sus usuarios se encuentra en mora, situación “históricamente negativa” en el rubro: “No pueden pagar".

El aumento de las conexiones ilegales, particularmente visible en Córdoba, tiene en vilo al presidente de la Confederación de Cooperativas Eléctricas Nacionales, Luis Castillo, quien convocó a todos los integrantes de las federaciones.

“Esto no es nuevo. En marzo convocamos a una movilización donde anticipamos esta situación, pero hoy la vemos agravada producto de la decisión del gobierno nacional de trasladar la tarifa social a las provincias, lo cual las reduce en un 50%”, indicó.

En diálogo con el programa La Primera, de radio Universidad, expresó que la cuestión apunta “directamente a los sectores vulnerables y comerciales”, y que “se nos fija el precio de compra y de venta”.

También dejó en claro el perjuicio que les genera que “la tarifa social cordobesa solamente es para usuarios de la empresa provincial (EPEC)”, excluyendo a las cooperativas, quienes a su vez prestan servicio en territorios más amplios y con menor promedio de clientes.

Mirá las Noticias Destacadas