La falta de acuerdo para abandonar la Unión Europea profundiza la crisis la crisis política en la región.

El Parlamento británico rechazó este martes por segunda vez el acuerdo de la primera ministra Theresa May para abandonar la Unión Europea (UE), profundizando la peor crisis política del país en generaciones, a sólo 17 días de la fecha del divorcio con la UE.

La votación coloca a la quinta economía más grande del mundo en un territorio inexplorado sin una vía clara de salida, pues puede dejar la UE sin un acuerdo, retrasar la fecha de divorcio del 29 de marzo, convocar a una elección o incluso otro referéndum.

Los legisladores ahora deben votar el miércoles si Gran Bretaña debe abandonar el mayor bloque comercial del mundo sin un acuerdo, un escenario que líderes empresariales han advertido que traerá caos a los mercados y las cadenas de suministro. Algunos, aún más críticos, dicen que podría causar escasez de alimentos y medicinas.

Fuente: Reuters.