La concejal denunció que “me sacaron” de Cambiemos y dice que es “la única que resiste el archivo”.

Pasó los últimos tiempos en el bloque unipersonal en el Concejo Deliberante de la Municipalidad de Córdoba porque “me sacaron de Cambiemos”, haciendo alusión a un oficialismo del que se fue alejando.

Pese a esto, no dejó de apoyar varios proyectos, gestados particularmente desde la Unión Cívica Radical en el Poder Legislativo local. Antes, fue funcionaria de la actual gestión.

Hoy, Laura Sesma sentencia que es la candidata a intendenta “con más trayectoria”, resalto que “no tengo parientes contratados” y adujo ser “la única que resiste al archivo”.

En esos términos la dirigente, surgida desde el Socialismo, manifiesta su voluntad de llegar al Palacio 6 de Julio.

A las críticas que, a cuentagotas le fue realizando a la gestión de Ramón Mestre, le sumó la desidia que se llevó una vida en barrio Ciudad Mi Esperanza, a donde el colectivo urbano no ingresa y en el largo trayecto a su domicilio fue asesinada.

“Extendieron el ejido urbano, sin servicios básicos e invisibilizaron más a los vecinos Un Estado municipal que autorizó su creación y abandonó a los pasajeros en un descampado, sin luz y veredas, porque las calles de tierra no permiten cumplir el recorrido de transporte”, indicó, vías redes sociales.