El candidato asegura que además de mejor atención al ciudadano se lograría un mejor aprovechamiento del presupuesto municipal.

En campaña hacia las elecciones de mayo, Rodrigo de Loredo retomó un proyecto que ha formado parte de distintas plataformas de gestión desde hace más de una década pero que nunca pudo ser llevada a cabo: extensión del horario de la atención al público en dependencias municipales, actualmente constreñido a una franja que abarca parte de la mañana y el mediodía.

En sus palabras, doble jornada en el empleo municipal, con un horario de atención al contribuyente que se extiende de 8 a 20.

Además, horario extendido para las áreas de Salud (actualmente dos dispensarios atienden las 24 horas) y las áreas operativas.

Según explica, la propuesta tendrá un impacto inmediato en dos aspectos esenciales para la administración pública.

“Primero, mejora ostensiblemente la atención que se brinda a la ciudadanía. El Municipio debe dejar de cobrar impuestos a los vecinos para autoadministrarse. Tiene que salir de esa mirada endogámica de mirarse a sí mismo. Cada vecino que va a una repartición municipal parece que va a pedir un favor y no a ejercer un derecho. Esta propuesta va a duplicar la capacidad de realización de trámites", afirma.

En segundo lugar, la extensión horaria permitirá “un mejor aprovechamiento" del presupuesto que maneja el gobierno municipal.

“Hoy los empleados a las 7 AM. Pero atienden al público recién a las 9 y se retiran a las 14. En realidad a partir de las 14 muchos comienzan a realizar tareas que podrían haber desarrollado en horarios habituales. Tareas por las cuales se remunera la prolongación de jornada u horarios extras", precisa.

En rueda de prensa, el candidato por la UCR aseguró que la “doble jornada" forma parte de una propuesta mayor para la reforma de la administración del Estado.

Comenzaría a aplicarse gradualmente, comenzando “por las áreas que tienen atención directa al ciudadano".

“Es una propuesta que probablemente no sea para muchos original. Pero tampoco las campañas pueden ser un concurso de ideas para ver quién tiene la propuesta más original. Hace muchos años se discute en la ciudad. Y es acertada. Difícilmente alguien pueda discutir los beneficios de su implementación", admitió el ex titular de Arsat.