El abogado Facundo Pérez Lloveras explicó los elementos jurídicos para comprobar un caso de violación.

La denuncia de violación a una menor, que estalló contra Juan Darthés bajo el acompañamiento del colectivo Actrices Argentinas, comenzará su derivación judicial en Nicaragua.

Uno de los focos se traslada al país centroamericano debido a que la víctima, Thelma Fardín, aseguró que sufrió la violencia de su compañero de elenco en una gira, con el programa “Patito Feo" en 2009, cuando tenía 16 años.

Facundo Pérez Lloveras, abogado penalista, explicó a través de Canal 10 que si bien el “tiempo dificulta, no evita el descubrimiento de la verdad". En este sentido hizo referencia a los procesos penales contra los represores de la última dictadura cívico-militar en Argentina.

“Los abusadores sexuales tienen precauciones para cometer estos delitos en momentos o circunstancias donde no haya testigos", explicó el letrado.

Fardín aseguró que Darthés la violó en uno de los cuartos del hotel de Managua donde se hospedaba el elenco de la tira infanto-juvenil. La joven agregó que logró escapar cuando un empleado del edificio tocó la puerta.

Pérez Lloveras explicó que los elementos para comprobar lo ocurrido residen en la revisación médica de la víctima y en los testimonios de personas “que hubiesen compartido situaciones o momentos cercanos a la producción de los hechos".

Sabrina Cartabia, abogada de la actriz que denunció a Darthés, expresó a Página 12 que los próximos pasos se orientan hacia la declaración del hombre que abrió la puerta y permitió el escape de la menor, cómo así también a la testificación de dos compañeras de elenco a quienes la actriz les contó lo sucedido.

“Quedamos en un lugar que se balancea muy en contra de los derechos de las mujeres. Además es mentira que sea una palabra contra otra, porque una vez que tenés la debida capacitación sabés cómo recabar la prueba. Lamentablemente los operadores judiciales no tienen esta capacitación. Este es un problema que tenemos en el país, en la región e incluso en el mundo, que es cómo llevar adelante este tipo de investigaciones para recolectar la prueba en primer lugar, porque sin pruebas no podemos condenar“, expresó la letrada.

La pena a la que se enfrenta el actor va de los 8 a 12 años de cárcel y puede escalar hasta los 15 por agravantes.  Si un juez de Nicaragua lo declara culpable debería emitir una orden de captura internacional para que personal de Interpol proceda al arresto.

Mirá las Noticias Destacadas