El aparato se averió a fines del mes de enero. Con un expediente abierto en febrero y cotización mediante, aguardan que sea reparado.

Desde el Hospital Infantil Municipal denuncian la falta de reparación o reposición del único tomógrafo.

Graciela Márquez, delegada, informó en un móvil de Canal 10, que desde que al artefacto se rompió, a fines del mes de enero, no podían realizar tomografías de tórax y abdomen. Las de cerebro se hacían aunque “las imágenes se veían pixeladas y se sobreexigía al equipo”.

Sin embargo -y a pesar de que se inició un expediente informando esta situación el 12 de febrero- el aparato dejó de funcionar completamente a mediados de marzo.

Márquez comunicó que, además de que no se puede llevar a cabo ese tipo de estudios, cuando un vecino acude para conseguir un turno y “se le informa que no se lo puede brindar porque no saben cuando se va a reparar, la gente maltrata a mis compañeros y eso no lo podemos permitir”.

Así, en los casos de urgencias, detalló que le informan a la ambulancia que no deriven los pacientes allí por falta de ese equipamiento.

Con el expediente abierto, hubo una cotización de 2.631.000 por la empresa Canon y se aguarda la decisión para poder repararlo.

Mientras tanto, Pablo Igarzábal, subsecretario de Atención Municipal, dijo a Canal 10 que ya se generó la compra de un nuevo tomógrafo en reemplazo del perdido. La razón que esgrimió para justificar la demora es que el nuevo aparato es importado desde Japón y hay demora en su llegada al país.

Como contigencia, se estipuló que las tomografías se realicen con derivación previa en otros centros municipales y en el Hospital Príncipe de Asturias. Además, se pueden realizar en sanatorios privados.

Mirá las Noticias Destacadas