Diego Schartzmann, será el único argentino presente en la fase final del Masters 1000 de Cincinatti. El sorteo determinó que su adversario en la ronda inicial será el noruego Casper Ruud, último ganador del abierto de Buenos Aires, surgido de la instancia de clasificación.

Ruud se ubica 36º en el puesto de la clasificación, en tanto que el jugador de Villa Crespo está en la 13º edición. En los tres partidos jugados entre ambos, el ganador fue Schwartzmann. Eso ocurrió en Australia, Río de Janeiro y Hamburgo.

La presencia solitaria de Schwartzmann se debe a que no pudo participar Guido Pella, al haber estado en contacto cercano con un infectado de coronavirus, y a que fueron eliminados Juan Ignacio Londero, Federico Coria y Federico Delbonis, los tres argentinos que participaron en la qualy. En caso de ganar su adversario en la próxima ronda será el estadounidense Reilly Opelka.

El número uno del mundo y gran candidato al título, Novak Djokovic, jugará directamente en segunda ronda con el vencedor de un tenista surgido de la clasificación y el norteamericano Tommy Paul. El último ganador del certamen es el ruso Daniil Medvedev.

En el cuadro femenino del torneo que se jugará en forma paralela, no habrá tenistas argentinas y la máxima favorita al título será la checa Karolina Pliskova (3) y la segunda cabeza de serie la estadounidense Sofía Kenin (4).