Hace una semana, y después de haber suspendido inicialmente la actividad por seis semanas, la ATP -Asociación de Tenistas Profesionales- junto a la WTA -Asociación de Tenis Femenino- decidieron extender la cancelación del tenis profesional hasta el próximo 7 de junio, a la espera de analizar cómo será el avance del virus COVID-19 en Estados Unidos, Europa y el resto de los continentes más afectados.

Más allá de esta pausa en las canchas, en las últimas horas se confirmó el primer caso de un tenista que contrajo la enfermedad. El brasileño Thiago Seyboth Wild, de 20 años, anunció que dio positivo en el análisis de coronavirus. Y lo hizo a través de sus redes sociales.

“Hola a todos. Quería hacerles saber que contraje el virus COVID-19, pero me aislé la semana pasada. Me estoy cuidando por mí mismo y estoy siguiendo las indicaciones de los doctores”, dijo el nacido en Marechal Cândido Rondon, un municipio del estada de Paraná, en Brasil.