El Abierto de Australia marcará un antes y después en la historia del deporte en tiempos de pandemia. Es que la organización del torneo anunció que recibirá a 30 mil personas por día. 

Durante los primeros ocho días del Abierto, que se celebra tres semanas más tarde de lo habitual por el coronavirus, la capacidad en Melbourne Park estará limitada a 30 mil espectadores en sesiones diurnas y nocturnas, mientras que en los últimos seis días ese número bajará a 25 mil diarios.