Buscando cumplir su sueño de jugar en uno de los grandes en Argentina y tener una exposición mayor para ser tenido en cuenta por Jorge Sampaoli (en ese entonces DT de la Selección), en enero del 2018 Franco Armani arribó a River,

Su salida de Atlético Nacional -a cambio de 3,8 millones de dólares- no fue una más y en Colombia lo despidieron a lo grande, como un ídolo merece. Ese día, entre tantas muestras de cariño, el Pulpo prometió volver.

 

FRANCO ARMANI / LA PELÍCULA

 

La historia después es conocida; campeón de todo con el Millo, el arquero se convirtió en figura, referente y emblema de la institución de Núñez, donde lleva cuatro títulos ganados, destacándose en la Libertadores obtenida en Madrid ante su clásico rival.

Sus grandes actuaciones en los 94 partidos que defendió el arco de la Banda (apenas 58 goles en contra y 48 vallas invictas), hicieron que el mundo entero posara los ojos sobre el nacido en Casilda y que crezcan los rumores de una venta al exterior.

Fue el propio Armani el que se encargó de decir que está a gusto en River y no piensa marcharse a corto plazo, aunque surgiera una oferta importante para tener su primera experiencia en Europa. Sin embargo, en diálogo con Rincón Del Deporte, dejó una confesión que no querían oír en Núñez.

“Atlético Nacional es todo. Fue el equipo que creyó en mí, que confió, que me vio crecer como futbolista y persona. Solo tengo palabras de agradecimiento. Me quiero retirar ahí".