Alos 40 años y en su debut con Varese, el ala-pivote Luis Scola tuvo un auspicioso estreno pese a la derrota de su equipo ante Armani Milano por 110-77 en la primera fecha de Grupo A por la Supercopa de Italia.

El argentino fue titular ante su exequipo y, tras 173 días de interrupción en el baloncesto italiano, disputó 27 minutos en los que marcó 21 tantos, tomó cinco rebotes, recuperó dos balones y brindó una asistencia.