El club de Boedo, presidido por Marcelo Tinelli, tendrá que pagar 85,000 dólares a quien integrara el plantel campeón de la Liga Nacional y la Liga de las Américas, según confirmó el informe del Fallo del Tribunal Arbitral (BAT) de la FIBA. Sims, actualmente, es jugador del Aguacateros de Michoacán mexicano.

La cifra ronda los 100.000 verdes porque, además, el documento difundido por la entidad internacional incluye, por "penalidades", 9.200, y otros 3.500 dólares más 3.000 euros por "los costos del juicio".

No es la primera vez que el básquet de San Lorenzo está relacionado con deudas a su plantel que generan conflictos. En el presente, de hecho, los mantiene. El uruguayo Esteban Batista reconoció que se le deben dinero también.

Según la agencia Télam, otros que se encuentran en litigio con el club de Boedo son el uruguayo Mathias Calfani, el lituano Tautvydas Lydeka (jugó hasta el 2015) y el norteamericano Troy Bell (2016).

El 6 de mayo pasado, la FIBA ​​notificó que el Ciclón había sido multado por las demandas que habían iniciado Calfani y el empresario Benjamin Pensack. Ese número ascendía a los 239.240 dólares y 17.986 euros.

Por el momento, San Lorenzo está imposibilitado de contratar jugadores que necesiten transferencia internacional. En caso de arreglar un plan de pago y comenzar a saldar deudas, las restricciones serán levantadas.

 

Vía Olé