Paulo Dybala parece no poder despegarse del coronavirus. Su primer test positivo se conoció el 21 de marzo pasado. Y tras una y otra revisión de su salud a través de los estudios respectivos pudo comprobarse, por cuarta vez, 39 días después de su primer caso, que todavía tiene signos de contagio.

La versión fue brindada curiosamente en España, en el programa "El Chiringuito", el mismo que tenía entre sus panelistas a Hugo Orlando Gatti, también afectado por la enfermedad, lo que lo llevó a la internación durante dos semanas.

El dato no fue confirmado ni por el jugador ni por la Juventus, el club en el que juega el nacido en Laguna Larga. Dybala se manifiesta asintomático y se ha mostrando haciendo actividad física en su vivienda en donde cumple el aislamiento.