La marca de la indumentaria fue advertida de un increíble defecto de fabricación Nike, la marca que viste al equipo debió sacar de la venta la nueva camiseta que, según reportaron los primeros en adquirirla, destiñe con la humedad.

 

 

La primera tanda de indumentaria ya se encontraba a disposición en los distintos locales de Nike alrededor del mundo pero ante las quejas que comenzaron a llegar a los canales de la marca se tomó la decisión de interrumpir la venta.

La intención del sponsor era presentar oficialmente la nueva indumentaria para la temporada 2020/21 en el clásico que el Barça jugará el próximo miércoles ante el Espanyol, por la 34° fecha de la Liga de España, pero esto podría retrasarse debido a que la camiseta destiñe al lavarla e incluso con la transpiración.