Romain Grosjean sufrió un dramático accidente en El Gran Premio de Bahréin y  fue evacuado al Hospital de las Fuerzas de Defensa, donde le realizaron pruebas médicas y radiografías para descartar lesiones serias y constataron que no tiene ningún hueso roto. Así lo ha asegurado la FIA que confirma que el piloto se quedará en observación durante la noche para descartar complicaciones.

El veterano piloto francés llevó tranquilidad con un mensaje grabado en el hospital:

"Hola a todos, sólo quiero decir que estoy OK... Buenos, más o menos. Gracias a todos por los mensajes. Yo no estaba muy a favor del halo hace unos años, pero de no ser por él no podría hablar con vosotros ahora, es un gran avance en la seguridad en la Fórmula 1. Gracias al hospital, a los responsables del circuito y a todos los que me han cuidado. Espero poder contestaros en breve y contaros cómo va".

 

 

 

Formula 1 on Twitter