A través de una serie de videos en los que demuestra su impresionante destreza para jugar al fútbol y los exigentes entrenamientos que realiza para sostener su impactante físico, el niño ha acumulado alrededor de tres millones de seguidores en las redes sociales, al punto tal que llegó a deslumbrar a Lionel Messi.