En el Stade de France y con público, algo anormal en tiempos de coronavirus, Paris Saint-Germain y Olympique de Lyon disputaron una reñida final por la Copa de la Liga de Francia. Luego de 120 minutos donde ninguno de los dos equipos pudo romper el cero, el conjunto parisino se quedó con el título en la tanda de penales al imponerse por 6 a 5. 

Angel Di María metió el primero para el PSG, mientras que Leandro Paredes​ anotó el tercero. Bertrand Traore erró el sexto para el Lyon y Pablo Sarabia anotó el del título.