El Barcelona se mantiene en la pelea por el título gracias a un gol de Arturo Vidal en el inicio de la primera mitad, ante un Real Valladolid que mereció empatar en el balance del partido.

El equipo catalán jugó mejor en la primera parte y aguantó en la segunda a un rival más adelantado y creativo, pero la figura de Ter Stegen y la falta de puntería hicieron que el local no llegara al empate. El cuadro azulgrana volvió a acusar el desgaste y acabó el encuentro pidiendo la hora, como suele ser habitual en los últimos partidos, pero al menos logró evitar que el Real Madrid pueda ser campeón el lunes en Granada.

 

 

El Barça tiene una dura tarea para gritar campeón a finales de temporada. A falta de solo dos partidos llegó a 79 puntos y quedó a una unidad del líder Real Madrid, que el lunes 13 jugará por la fecha 36 ante el Granada como forastero.

Por la jornada 37 de la competición, la penúltima, el equipo que dirige Quique Setién recibirá el jueves 16 de julio al Osasuna, undécimo colocado con 48 unidades.