El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, volvió a referirse la imposibilidad de los deportistas de elite de volver a los entrenamientos, especificando los casos de los futbolistas (en todo el país) y de los runnners (en el Área Metropolitana de Buenos Aires).

El funcionario reconoció que las posibilidades de contagio son mínimas en un entrenamiento o corriendo al aire libre, pero brindó un argumento que tiene que ver con la igualdad de posibilidades ante las actuales exigencias de aislamiento que impone el coronavirus y con la imagen negativa que ofrecen personas realizando actividad física ante una gran parte de la sociedad que cumple esa medida.

"El riesgo es bajo en los runners, salvo que lo hagan como fueron los primeros días que fue un desastre. Pero tiene una gestualidad. También tener entrenamientos de fútbol es posible, en las circunstancias de los jugadores de elite, pero el efecto gestual para los que quieren jugar al fútbol o ir a correr no es bueno. No es bueno ver una vida de ese tipo", dijo el ministro.

Y específicamente con respecto a la imagen negativa que este tipo de actividades deportivas ofrecería a la comunidad, Ginés declaró:  "Más que la razón técnica del contagio, tiene que ver con cumplir y hacer cumplir, de la misma manera en que nosotros no vamos a ningún lado. Todos tenemos que tratar en estos días de hacer bien las cosas".