Una de las jugadas más violentas de la temporada de la NRL (National Rugby League) se registró en el partido entre los Canberra Raiders y St George Illawarra Dragons, en el estadio Campbelltown Stadium de SídneySia Soliola, figura del equipo dueño de casa, terminó con una fractura de cráneo tras su golpe de cabezas con un rival.

Soliola tuvo que abandonar el compromiso y fue trasladado de urgencia a un hospital ubicado cerca de la cancha luego de su impacto involuntario con el pilar de los Dragons Bake Lawrie.

Después de que los estudios confirmaran la fractura facial a la altura de la nariz, por encima de la boca, Sia se tomó el asunto con humor y publicó una imagen de su rostro junto a otra de la placa de rayos X y escribió: “Al menos mis dientes están intactos”.

 

Video Radiofonica