Varios de los futbolistas brasileños que brillan en Europa han optado por transitar la cuarentena por el coronavirus en su país, como Thiago Silva o Douglas Costa, y también Neymar Jr.

En el caso del atacante del Paris Saint Germain se ha desatado una polémica porque su confinamiento en su lujosa mansión ubicada en Mangaratiba, al sur del estado de Río de Janeiro, no estaría cumpliendo con las recomendaciones para combatir la pandemia mundial.

En sus últimas imágenes publicadas en las redes sociales, se puede ver a Neymar en un escenario que no cumple las pautas de distanciamiento social para dar batalla al COVID-19. “Cansados pero felices. Hasta ‘Davizinho’ (su hijo, David Lucca), entreno”, escribió el delantero junto a dos fotos con varios amigos en una cancha de futvoley.