El amor que le tiene la gente de Newell's a Diego Maradona es impresionante. Ante la negativa de Central de ofrecer un recibimiento especial como sucedió en algunas canchas del fútbol argentino donde fue el Gimnasia de Diego, los hinchas de la Lepra se organizaron y armaron un banderazo en la puerta del hotel.

Cientos de fanáticos cortaron la calle del Hotel Ros Tower de Rosario para agasajar al 10 al igual que lo hicieron en el Marcelo Bielsa. En este caso no hubo trono, pero no faltaron las muestras de cariño.

Primero se colgaron largas banderas en el balcón del hotel, luego comenzó a llegar la gente con bombos, banderas y camisetas para que estampe su firma.