Matías Suárez demoró su llegada pero ya empezó a entrenar con sus compañeros de River Plate. El cordobés no se incorporó el lunes pasado a los trabajos del plantel, debido a que había quedado impedido de salir del barrio privado en el que vive en Córdoba, a raíz de varios casos positivos de coronavirus en ese sector.

La partida de Suárez a Buenos Aires se produjo ayer, cuando el Centro de Operaciones de Emergencias de Córdoba (COE), liberó el cerco sanitario en su ámbito de residencia, lo que le permitió hacer más de 700 kilómetros para estar hoy junto en la práctica "millonaria".

El viaje pudo realizarlo luego del testeo efectuado por las autoridades sanitarias, lo que le dio luz verde al jugador para trasladarse: al llegar a Ezeiza, en donde fue sometido a la prueba serológica, que tuvo resultado negativo.

Foto: mundod.