Mientras espera novedades sobre el regreso de la actividad futbolística, el club atlético Talleres aguarda una respuesta solidaria de sus socios en estos momentos de urgencias económicas.

El presidente de la entidad, Andrés Fassi, ha manifestado en varias oportunidades que este periodo de parálisis deportiva ha coincidido con una etapa de austeridad y equilibrio en el club de barrio Jardín.

Aun así, y por voluntad de algunos de sus futbolistas, debió recortar parte de sus salarios de marzo pasado.

Es por eso que aguarda una actitud consecuente de su masa societaria, particularmente la que abona a través del débito automático. Según los registros del club, hay 19000 socios en esa condición, de los 34000 habilitados en el encuentro que Talleres jugó ante Colón de Santa Fe en el estadio Mario Kempes, en la última fecha de la Superliga. 

Mientras eso sucede, la entidad de barrio Jardín tiene pendiente el cobro de dinero adeudado por varias instituciones por cesión de futbolistas, y también negocia para mantener el vínculo con sus principales aliados estratégicos.

En estos días, al igual que Talleres, todos los clubes esperan el pago de los derechos de televisión de las dos empresas que transmiten los partidos de la primera división del fútbol argentino.

Foto: gentileza Mundod.