Con el nuevo objetivo de dosificar tanto los esfuerzos como los descansos en una temporada intensa en materia de competición, Lionel Messi tampoco estará presente mañana frente a Ferencvaros de Hungría, por la quinta fecha de la fase de grupos de la Liga Campeones de Europa.

Esta manera de proceder fue consensuada entre el rosarino con el entrenador de Barcelona, Ronald Koeman. El anterior antecedente fue su no presencia ante Dínamo Kiev, la semana anterior. En ese partido el equipo catalán logró una victoria por goleada por 4 a 0. 

La ausencia de Messi también se sostiene en que Barcelona ya logró la clasificación a los octavos de final del torneo. Por el mismo motivo tampoco fueron citados Marc-André Ter Stegen y Philippe Coutinho.

La medida parece haber dados frutos ya que Messi tuvo una buena actuación y convirtió un golazo en la victoria ante Osasuna por 4 a 0 por el certamen local. Precisamente, al menos en el corto plazo, la prioridad del equipo azulgrana será La Liga española, ya que su comienzo no ha sido bueno, lo que lo ha ubicado, con dos partidos menos, a diez puntos del líder, Real Sociedad, disputadas 11 fechas.