En un comunicado que ha sido enviado al Consejo Federal del Fútbol Argentino, los capitanes de los clubes que participan en el Torneo Regional Amateur, suspendido en marzo pasado por la pandemia de coronavirus, solicitan precisiones a sus principales autoridades para saber cuándo podría volver a jugarse el certamen, a la vez que informan de la delicada situación económica de todos los futbolistas de la categoría por la falta de competencia que han debido afrontar.

"La situación es angustiante, alarmante y solicitamos recuperar nuestra fuente laboral, considerando que detrás de cada jugador hay una persona y con él, cientos de familias.. Como así también la situación perjudica a entrenadores, profesores, utileros y todos los involucrados", dice un segmento del comunicado.

El texto describe aún más la situación preocupante de los protagonistas y de los clubes. Lo expresa de esta manera: "No jugar por más de un año pondría fin a cientos de carreras, cortaría los sueños de cientos de jóvenes que buscan destacarse a través de dicho torneo, y genera una gran pérdida económica para las entidades que habían invertido dinero en refuerzos de categoría para lograr el ascenso al Federal A, ilusión que se vio fortalecida cuando meses atrás se confirmó la realización de la competencia para este año, e incluso se pautó la fecha del 07 de setiembre para retomar los entrenamientos".

Como su mismo nombre lo describe, el Torneo Regional Amateur involucra a decenas de clubes de todo el país, que no se ven obligados a presentar contratos a la AFA, pero que sí tienen acuerdo privados con cada uno de sus futbolistas.

En la segunda fase del certamen, Córdoba estaba representada por Racing de Nuerva Italia, General Paz Juniors, Argentino Peñarol, Bell de Bell Ville, Belgrano de Vicuña Mackena, Sportivo Tirolesa de Colonia Tirolesa y Unión de Oncativo.