Un empleado de la casa de sepelios que se sacó la foto junto al féretro de Diego Armando Maradona, fue despedido a la vez que fue repudiado en las redes sociales por su proceder.

El material difundido en esta nota ha sido censurado.

Este hombre, cuyo nombre sería Diego Molina publicó una fotografía de él parado al lado del cajón abierto donde descansan los restos de Maradona, poniendo el pulgar de su mano izquierda para arriba y con la mano derecha sobre la frente del astro argentino.

El abogado de Diego Maradona, Matías Morla, salió al cruce del empleado de la funeraria que se sacó una foto con el féretro del astro del fútbol mundial, y aseguró que “no voy a descansar hasta que pague por semejante aberración”.