Racing se perdió goles increíbles en Perú, pero lo ganó sobre el final con la aparición de dos jóvenes ingresados: Banega y Garré. Así derrotó a Alianza Lima y acaricia los octavos de final de la Copa Libertadores de América.