El chileno Arturo Vidal entrenó fuera del predio deportivo de Barcelona, dando a entender que ya no tiene vinculación con la entidad "culé" y que su partida para integrar el plantel de Inter de Italia es inminente.

Según las versiones, Vidal cedió el importe correspondiente al resto de su contrato, que se extendía hasta junio de 2021, a cambio de pasar sin cargo a la entidad de Milan.

Mientras tanto, Luis Suárez parece dudar sobre su futuro en Juventus de Turín. El futbolista debe rendir un examen de italiano para iniciar el trámite que le permita acceder al pasaporte de ese país y eso, junto a otros trámites burocráticos, demandaría un tiempo que lo llevaría a perderse la parte inicial de la Liga de Campeones de Europa.

El uruguayo, aunque entrena con el plantel catalán, está cada vez más marginado de la competencia por el entrenador Ronald Koeman, quien tampoco lo convocó para el encuentro que hoy tendrá a modo de amistoso con Girona, de la segunda división española.