El grupo Williams Grand Prix Holdings anunció la puesta a la venta de su equipo de Fórmula 1 ante su maltrecha situación financiera como deportiva, tras acumular más de 14 millones de euros de pérdidas en 2019 y finalizar en la última posición del Mundial de constructores.

Williams es el segundo equipos más laureado de la historia solo por detrás de Ferrari, pero lleva varios años arrastrando problemas de este tipo y este mismo viernes también anunció la salida con efecto inmediato de su principal patrocinador, Rokit.