Unas 15 personas, entre ellas un efectivo policial que trabajaba en Tribunales II, fueron detenidas por asaltar domicilios y comercios.

Este martes, el fiscal Ernesto de Aragón confirmó el desbaratamiento y detención de dos bandas que se dedicaban al robo y hurto de domicilios y comercios. La particularidad es que actuaban de manera conjunta con un efectivo policial.

“Estamos muy contentos porque después de una ardua investigación con la colaboración de la División de Robo y Hurtos hemos logrado identificar y desbaratara dos bandas delictivas que operaban en Córdoba capital y en localidades del interior”, dijo en un móvil de radio Universidad.

Explicó que una de esas bandas tenía “un modus operandi violento con asaltos domiciliarios y comerciales a mano armada y otra que ingresaban en horarios nocturnos, desactivando alarmas, sustrayendo sumas importantes de dinero”.

A una de esas bandas, detalló el fiscal, se le atribuye el intento de robo a un cajero del Banco Santander, en agosto del 2018.

Quince personas, entre las dos bandas, son las detenidas, algunas de ellas con frondosos antecedentes.

En una de las bandas, señaló, actuaba de manera conjunta un efectivo policial con jerarquía de Sargento que se desempeñaba en Tribunales II de la ciudad de Córdoba.

Mirá las Noticias Destacadas