La adolescente de 17 años, buscada desde el viernes, apareció asesinada y según la madre, el hombre confesó que la mató.

Detuvieron este domingo al padrastro de la joven que fue encontrada muerta este sábado a la mañana en el sur de la ciudad de Córdoba, según lo confirmó el fiscal a cargo de la investigación, Rubén Caro, al informar la captura de un hombre acusado del crimen de Eylin Jiménez Condori, de 17 años, que era intensamente buscada desde el viernes a la tarde.

El cuerpo de Eylin fue encontrado en un descampado y luego de la detención, ya preso, desde la comisaría le dieron la chance de hacer un llamado. En esa comunicación le confesó el crimen a su pareja, la mamá de la adolescente asesinada.

Así se lo confirmaron fuentes judiciales, como que también la prueba en contra del detenido, de 35 años y apellido Jiménez, es “fuerte" y que se quebró ante las autoridades luego de haber entrado en “contradicciones" cuando lo llamaron a declarar.

La mamá de Eylin, Carmen Condorí, denunció que a su hija la mató su padrastro y dijo que su ex, que también violaba a la adolescente, “lo confesó".

Justamente esa confesión la escuchó por teléfono de las propias palabras de su ex pareja.

“Esa llamada, justamente, se la hizo a sus familiares, entre ellos estaba la mamá de la nena y fue cuando les confesó que la había matado", describieron las fuentes.

Eylin estaba desaparecida desde el viernes pasado cuando salió de su casa de la capital cordobesa. Unas horas después, fue encontrada asesinada en un descampado. Fue asfixiada.

El cuerpo de Eylin, de nacionalidad boliviana y que tenía una beba de un año hija, fue hallado la madrugada del sábado en un terreno del barrio Nuestro Hogar III de la ciudad de Córdoba.

La chica seguía viviendo con su padrastro pese a que su mamá, Carmen Condorí, hacía 2 meses que había dejado la casa de su ex pareja, con la que tuvo siete hijos, porque la maltrataba, según contó la mujer.

También reveló el escalofriante dato de que su nieta era hija de su ex y que cuando abandonó el hogar, el hombre la amenazó: “Te voy a dar donde más te duele”.

La mujer denunció que la beba de Eylín era hija del padrastro, producto de una violación. Sobre el caso, en diálogo con radio Universidad, el fiscal Caro no lo confirmó ya que la investigación recién inicia.

Se aguardan los resultados de la autopsia para establecer la causa de muerte, aunque en forma preliminar se estima que fue asfixiada manualmente.

Mirá las Noticias Destacadas