Se trata del propietario del auto del que provinieron los disparos, que también mataron a Miguel Yadón. Hay otro prófugo.

El paso de las horas del trágico jueves, con el ataque a dirigentes políticos riojanos a escasos metros del Congreso de la Nación, fue aclarando situaciones.

De un ataque “mafioso” que se impuso mediáticamente apenas se conoció la noticia, se pasó a la casi certeza de que se trató de una cuestión personal.

El funcionario Miguel Yadón falleció a causa de un ataque, producido desde un auto mientras caminaban, mientras que el diputado nacional Héctor Olivares continúa en estado crítico.

A escasas cuadras del hecho fue hallado el vehículo del que se disparó, el cual fue identificado a través de las cámaras de seguridad.

En la tarde del jueves, se detuvo a una de las personas, presuntamente implicadas.

En las primeras horas del viernes, se informó de un segundo involucrado, apresado en avenida Rivadavia 1.600 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Otra persona continúa prófuga.

Mirá las Noticias Destacadas