Pijuí pasó por un tratamiento en Mundo Marino por dos meses. Tras su recuperación, retornó a su hábitat natural.

El pingüino de Magallanes que fue rescatado de una casa en Santa Rosa de Calamuchita se recuperó y pudo volver al mar.

Pijuí, como lo nombraron los especialistas que lo trataron durante dos meses, estaba en una casa particular cuando en marzo de 2019 fue recuperado por la Policía Ambiental.

El pingüino vivía con una familia que lo trajo desde el sur de Buenos Aires. En su momento, “la persona que lo tenía nos relató que fue a vacacionar al sur de la provincia de Buenos Aires. Encontró al animal solo, le dio lástima, lo cargó en el auto y se lo trajo a Córdoba”, dijo Adrián Rinaudo, titular de la Policía Ambiental.

Luego de ser rescatado, Pijuí fue trasladado a la Fundación Mundo Marino para que estuviera en un lugar más acorde a su especie. Pasados dos meses, y luego del alta médica, finalmente pudo regresar a su hábitat natural.

El pingüino retornó junto a otros catorce ejemplares que se perdieron migrando desde el sur de la Patagonia hacia el sur de Brasil.

“Su recuperación fue algo emotivo. La verdad que estamos todos muy contentos con la reinserción”, afirmó Juan Pablo Loureiro, veterinario y director técnico de la Fundación Mundo Marino, a Cadena 3. “El animal llegó con una baja de peso importante y tuvimos que hacer todo un trabajo. Hubo que tratarlo como un paciente clínico, desparasitarlo, darle antibióticos y todo un proceso para que se recupere”, explicó el especialista.

Mirá las Noticias Destacadas