Este martes, el Gobierno argentino postergó un vencimiento de 2.100 millones de dólares que adeuda al Club de París. Según indicó el ministro de Economía, Martín Guzmán, de debió a que se encuentran en negociaciones con los acreedores.

El objetivo es lograr postergar los pagos al menos un año y desde el Gobierno aseguran que los países acreedores se han mostrado "receptivos" ante la propuesta. De toda manera, todavía no se confirmó un acuerdo.

“Estamos en negociaciones para reprogramar la deuda del Club de París. No pagaremos mañana este martes”, dijo Guzmán en una entrevista a la agencia Reuters. “El Club de París ha sido receptivo y el proceso para reprogramar la deuda está en curso”, agregó.

 

 

El límite para el pago de este vencimiento es el 31 de mayo, según se acordó en 2019. Pero desde el ministerio confían en que el plazo se va postergar.

En el último tiempo, el presidente Alberto Fernández mantuvo conversaciones con distintos líderes políticos de Europa para obtener el apoyo necesario para las negociaciones. Entre los más destacados, el mandatario dialogó con Angela Merkel, canciller alemana, y Giuseppe Conti, primer ministro de Italia.