Tal como se venía anunciando y reflejando en las góndolas, la suba de los precios de la carne inició en el mes de octubre y se extenderá hasta febrero.

 

En el mes de octubre anticiparon que era “inminente y necesario un reacomodamiento de precios”.“El grueso de esos aumentos se van a ver entre enero y febrero”, expresó Daniel Urcía, director Ejecutivo de la Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne y vicepresidente de la Federación de las Industrias Frigoríficas Regionales argentinas.

 

Para Urcía, ese incremento, teniendo en cuenta los que ya han impactado desde el décimo mes del año, alcanzaría un 40% y explicó que “los precios al consumo están en lo más bajo de la última década, medido en pesos. Que la economía y el poder adquisitivo no estén pasando por un buen momento es otra situación”.

 

Así, en diálogo con Nada del Otro Mundo, por FM 102.3, el empresario detalló que “aun con estos precios bajos, el consumo es bajo, quiere decir que la situación del país no está bien. Este reacomodamiento es necesario porque si el ganadero no tiene rentabilidad no va a haber suficiente producción ganadera a futuro y los precios también van a aumentar por escasez de oferta”.

 

Informó que la carne no está en su mejor momento en cuanto al consumo interno, el pollo y el cerdo ganaron terreno en ese aspecto.

 

Las dudas surgen con la llegada del nuevo gobierno: “Siempre hemos trabajado con las autoridades de turno. Cuando estén designadas nos vamos a sentar, vamos a tratar de buscar una solución que creo que debe estar dirigida a los sectores mas necesitados. Las ayudas genéricas han fracasado, generan distorsión en el mercado”, manifestó.

Y concluyó “le damos prioridad al mercado doméstico porque es el motor de desarrollo y es nuestra principal preocupación”.

Daniel Urcía - FM 102.3 / Nada del Otro Mundo by cba24ntv