El Banco Central informó este jueves que habilitará la operatoria en el mercado de un nuevo tipo de plazo fijo. Esta nueva opción será a 90 días, se ajustará por el índice de inflación y lo llamativo es que se le sumará una sobre tasa de al menos 1% que podrá ampliarse según cada banco.

A través de la Comunicación A 6871, la entidad informó que el objetivo es brindar "una alternativa atractiva de ahorro en moneda local, ajustable a la evolución de los precios, a una tasa real positiva con opción de cancelación anticipada”.

Todos los bancos deberán ofrecer la opción tanto en canales presenciales como electrónicos y se aplicará a partir del 1 de febrero de este año.

 

 

La particularidad técnica de esta herramienta es que ofrecerá, como mínimo, una tasa de interés que se ajustará según la fórmula UVA + 1% para las colocaciones en pesos a 90 días. Lo novedoso, a su vez, es tendrá la opción de cancelación a partir de los 30 días, con un rendimiento superior a la tasa de plazo fijo tradicional.

La variable UVA (Unidades de Valor Adquisitivo) se actualiza por el Coeciente de Estabilización de Referencia (CER) que replica la inación minorista. Para la constitución de los Depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA, cada banco podrá ofrecer una tasa mayor a la mínima establecida (UVA + 1%) para hacerlo competitivo.

Fuente: Télam