Los petroleros privados de Neuquén anunciaron este miércoles un paro de 24 horas en Vaca Muerta debido al despido de 600 trabajadores, que se sumaron a los 1700 suspendidos, según informó el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra.

La medida de fuerza se extendería hasta las 12 del jueves, aunque pocas horas después del anuncio, el Gobierno, a través del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, dictó la conciliación obligatoria durante los próximos 15 días.

"Veníamos trabajando muy bien y a partir del decreto 566 que congela el precio del petróleo algunas inversiones no llegaron, se empezaron a paralizar equipos, tenemos 12, 13 equipos de perforación parados, tenemos 1.700 compañeros suspendidos y hoy han salido 600 telegramas de despido", dijo Pereyra en declaraciones radiales.

Añadió que el paro se decidió luego de que "los compañeros se presentaron hoy a tomar su trabajo en el horario habitual y no los dejaron entrar a las empresas".

Cabe destacar que la actividad económica del área en donde está enclavada Vaca Muerta muestra signos de retracción desde hace unos meses y se espera que los despidos y suspensiones golpeen aún más el alicaído contexto de la zona en cuestión.